20 de abril de 2017

Roscon de yema, de Yoya




Esta es una receta de las que no te puedes perder, sale siempre bien, y es una pasada de rica. He perdido la cuenta de las roscas que he preparado desde que mi amiga Yoya me dio la receta.

Vuelvo a repetir que es muy sencilla de preparar, solo hay que respetar los tiempos de levado, y recomiendo que los ingredientes estén a temperatura ambiente. Deciros además que aun al día siguiente la masa sigue estando tierna y nada seca al contrario de otras masas de este tipo, no tengo más que insistir en que la probéis.




                             INGREDIENTES:

                    Fermento: 100 gr de harina de fuerza, 100 ml de agua tibia, 25 gr de levadura fresca.

                    Masa: 200 gr de harina de fuerza, 20 gr de levadura fresca, fermento previo, 1 huevo grande, 30 ml de anís, 75 gr de azúcar, pizca de sal, 50 gr de manteca de vaca, 1 huevo para pintar y azúcar para adornar.

                    Crema de yema: 100 ml de agua, 100 gr de azúcar, 6 yemas.


                    PREPARACIÓN:

Comenzamos preparando el fermento, para ello ponemos la harina en un recipiente amplio, disolvemos la levadura en el agua tibia y la añadimos a la harina mezclamos bien y dejamos reposar tapado con film hasta que doble volumen. Entre 30 45 minutos.

Derretimos la manteca de vaca y dejamos que se enfríe.

Una vez haya doblado volumen el fermento, preparamos la masa, en un recipiente amplio ponemos la harina, desmenuzamos la levadura por encima y añadimos poco a poco los demás ingredientes dejando para el final la manteca, amasamos hasta obtener una masa lisa, formamos una bola y dejamos reposar tapada en un lugar libre de corrientes hasta que doble volumen.

Mientras, preparamos la yema, que deberá estar fría cuando vayamos a utilizar, ponemos el agua y el azúcar en un cazo al fuego y dejamos cocer hasta que se haga un almíbar, si tenéis un termómetro hasta que alcance los 120º cuando tengamos el almíbar lo añadimos en forma de hilo sobre las yemas ligeramente batidas, sin dejar de remover hasta que se hayan integrado totalmente.

Llevamos de nuevo al fuego y no paramos de remover con una varilla hasta que espese. Pasamos a un recipiente, tapamos con film en contacto con la yema y reservamos hasta el momento de su uso.

Una vez la masa haya levado, amasamos suavemente para quitar el gas, y dividimos en dos partes iguales. Estiramos cada parte y rellenamos con una tira de yema.






Cerramos completamente y trenzamos ambos uniendo los extremos para formar la rosca.




Colocamos sobre una bandeja forrada con papel de horno y pintamos con huevo batido, dejamos que doble volumen. Como siempre en un sitio cálido, libre de corrientes.

Calentamos el horno a 170º sin aire, pintamos de nuevo con huevo y espolvoreamos con azúcar, decoramos con el resto de la yema y horneamos hasta que se vea dorada, 20-25 minutos.

Sacamos del horno y dejamos reposar sobre una rejilla antes de consumir.

                                                                                           Mary

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

nuvolaglace.blogspot.com